Gastronomía y turismo

gastronomicEl turismo gastronómico está volviéndose cada vez más popular. Un destino recomendado para realizar este tipo de turismo es, sin duda alguna, Argentina. Sin embargo, como en tantos otros países, no puede comerse a Argentina en una sola mordida. Desde las diferencias regionales en los platillos, hasta las diferencias en el arte culinario del simple ciudadano versus el ritual de comer en un restaurante. En cuanto al primer punto, es bien conocido que “el buen comer”, los usos y costumbres de la alimentación, en Argentina no está limitado sólo a qué alimentos y en qué cantidades, sino también en la forma de degustarlos. En Argentina, generalmente se realizan de 3 a 4 comidas diarias, con un menor énfasis en el desayuno y mayor para el almuerzo y la cena.

El desayuno generalmente no es muy abundante, y suele contener una bebida caliente como café, té, mate, entre otros, acompañado de pan, casero o blanco, medialunas/croissants, con mermelada, queso crema, o dulce de leche. Sin embargo, en las ciudades grandes, el desayuno abundante ha comenzado a ser norma.

El almuerzo suele ser la comida más fuerte, con carnes, especialmente la carne roja, que es la más común en la dieta argentina; pollo, pasta, entre otros.

Para la merienda se suele comer el mismo tipo de comida que en el desayuno, aunque también es común merendar con emparedados o los populares sándwiches de miga.

En cuanto a la cena, suele ser muy similar al almuerzo, aunque puede llegar a ser un poco más ligera, a menos que no se haya tomado merienda, ocasión en que se prepara una cena más considerable.

Argentina ha tenido una gran cantidad de platillos y bebidas con sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómino Argentino, entre los que se destacan el vino tinto Malbec, el mate, el dulce de leche, las empanadas y el asado. Aunque se recomienda visitar a algún amigo en su casa para conocer más de los ritos de alimentación argentina, la cultura culinaria de los restaurantes también vale la pena y es una gran opción si no se tienen conocidos en el país.