Diferencias culinarias regionales

green-thai-curryAunque en Argentina existen platillos comunes que se pueden encontrar en todo el territorio, los expertos también dividen el país en cuatro diferentes zonas o regiones gastronómicas.

La región que está compuesta por Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe (el centro y el sur), La Pampa, y parte de Entre Ríos, es llamada la región Central o Pampeana. Se caracteriza por haber tenido una mayor influencia europea, especialmente italiana y española. El asado y el dulce de leche, así como platillos basados en carnes rojas y lácteos son típicos de la región, debido a su producción de ganado vacuno. Son también comunes las milanesas y los escalopes, los churrascos, las pizzas y las pastas, especialmente tallarines, canelones, ravioles y lasañas. La fainá, de harina de garbanzos, es también común. En cuanto a quesos se usa ricota para postres y rellenos para pastas.

La región Noroeste y Cuyo está compuesta por Jujuy, Catamarca, Tucumán, Salta, La Rioja, Santiago del Estero, San Juan, San Luis y Mendoza. Es caracterizada por una mayor influencia indígena. Es común el uso de maíz, patatas, ají/chile, palta/aguacate, entre otros. Un platillo típico es el locro, preparado con granos de maíz y porotos. También cuenta con la producción de quesos de Tafí, y quesillos, así como vinos y preparaciones de frutas desecadas.

La región Noreste está compuesta por Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones y las parte norte de Entre Ríos, y noreste de Santa Fe. Es característico el cultivo de maíz, mandioca, poroto, zapallo, el mate y la producción de pescados de agua dulce. La mandioca es altamente utilizada en los platillos de esta región, como la chipa, panecillo de almidón de mandioca y queso, y como ingrediente de la harina de empanadas, en lugar del trigo.

La región Austral comprende Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Río Negro, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Se caracteriza por las influencias de Europa Central y del Norte, como es el uso de cereza, manzana, arándano, frambuesa, zarzamora, grosella, entre otros. También se cuenta con la producción de vinos finos, y el uso de mariscos y crustáceos.